Slide karla kassanet jazz on the rocks banner Karla
Kassaneth

Entrevista a Karla Kassaneth:

“Jazz On The Rocks” representa mi transformación

Karla Kassaneth aguarda su momento para entrar en escena. Mientras, sus compañeros se lucen en una improvisación de jazz y, con los ojos cerrados, ejecutan extraordinariamente el bajo, la batería y el piano. Entonces, sube Karla, elegante, graciosa, expresiva. Y con su voz, guía a los asistentes hacia la magia en Jazz On The Rocks.

Cuando se baja del escenario y las luminarias no la enfocan, Karla es madre de una joven de 19 años y de un niño de 7. “Ellos son el motor, ellos me ven como si yo fuera una superhéroe, pero ellos me han salvado a mí, ellos me impulsan, me dan esa fuerza cuando yo pensé que no la iba a encontrar. Tengo una frase que siempre he dicho, claro que me gusta crecer, claro que me interesan muchísimos temas como seguir avanzando, pero yo, antes de ser mujer y cualquier cosa, soy madre, y muy feliz de serlo”, dice.

Siendo niña, en la familia materna de Karla predominaba la bohemia, y en cada reunión la parentela llevaba algún instrumento para despuntar la música. “Ya sabes, la prima que canta súper bonito, el primo que toca la guitarra súper padre, y así era cada reunión. Entonces me gustó muchísimo todo eso de la música. Por parte de mi papá, pues era como una carrera frustrada. Siempre habían querido otra cosa para mí, pero al final terminaron apoyándome. El último regalo que tuve de mi papá, que en paz descanse, justo antes de morir, fue el piano. Entonces yo lo sentí como luz verde para vivir mi sueño”, dice Karla.

Así fue como, desde los 9 años, empezó los estudios en su Guadalajara natal y siguió, a pesar de la negativa de su familia. “Yo entré a estudiar desde muy chiquita a escondidas de mis papás -dice-. Y cuando se dieron cuenta, pues yo ya había terminado un estudio de música en el Hospicio Cabañas, y ya estaba como a la mitad del estudio para ser instructor de música. Entonces no les quedó de otra más que decir ‘ah, creo que sí quiere'”.

Con un espectro musical que va desde la trova, pasando por la música regional, la salsa y el latín, Karla se animó con el jazz. “Tengo muy poco de conocer el jazz; sin embargo, cuando me adentré a entenderlo, porque voy pasito a pasito, pero muy constante, quedé totalmente enganchada en estos matices tan lindos que tiene, esta manera de jugar con todo, no solamente lo que es instrumento o la voz, sino también con el cuerpo”, dice.

Karla llegó a Los Cabos en 2005 para trabajar como cantante exclusiva en hotelería, donde la clientela le pedía canciones de jazz y fue cuando empezó a conocer a s cantantes. Pero no fue hasta que escuchó a Ella Fitzgerald que Karla se declaró totalmente enamorada del jazz.

“Jazz On The Rocks es como mi casa. Cuando empecé, tenía relativamente poco que abrió, y yo venía de una situación bastante difícil, e involucrarme con el jazz me representó un desafío tanto musical como espiritual y emocional, así que para mí este escenario representa mi transformación. Y estoy muy feliz con los músicos que he tenido la oportunidad de convivir y aprendo todos los días muchísimo de ellos”, dice Karla.

Ya con un trecho recorrido, entre viajes a Miami, nuevos escenarios y retos, Karla no se olvida de soñar, como aquella pequeñita que se escapaba para tener sus clases de música en Guadalajara. Entonces piensa en algo que le encantaría hacer: grabar un álbum de jazz. Arroja su deseo al universo y, quien sabe, con pasión y talento, el sueño finalmente se convierta en realidad.

karla kassanet jazz on the rocks 1
karla kassanet jazz on the rocks 3

Location

Jazz on the Rocks’ location is at the highest point of Sunset Monalisa restaurant, entrance by Misiones at Cabo San Lucas.Carretera Transpeninsular Transpeninsular Highway Km 5.5, Misiones del Cabo, 23455
Cabo San Lucas, Baja California Sur, México.

Contact

Open every day – 4:00pm to 11:00pm
reservaciones@jazzontherocks.com.mx
+52 624 105 8970

Create your account

Secured By miniOrange